En el Cono de la Incertidumbre
La artista coreano-germana Haegue Yang vio el caos de este 2020. Lo imaginó como una catástrofe climática. Pero terminó retratando la pandemia.
Redacción Gallo
28 de diciembre de 2020

Tal vez también te interese

Aguas oceánicas arremolinadas, una tormenta tropical que se dirige hacia la costa de Florida, el impacto catastrófico de una tormenta. A mitad de camino de “En el Cono de la Incertidumbre”, la exposición de Haegue Yang en el Bass Museum of Art de Miami Beach, los visitantes se enfrentan a un gran mural cuyas ominosas imágenes aportan un nuevo significado a los temas de larga data de Yang sobre la precariedad y el cambio impredecible. Así vio Christopher Phillips de la prestigiosa Art in America la muestra de esta artista coreano-germana que quiso retratar las graves consecuencias del cambio climático, pero que al mismo tiempo armó una obra anticipatoria. En ese Cono de Incertidumbre se puede ver la llegada del coronavirus. Y el annus horribilis 2020.

Haegue Yang en la exposición del Bass de Miami.

Desde 2011, la artista nacida en Corea y residente en Berlín y Seúl utiliza un método inusual para concebir las exposiciones de estudio compacto de su trabajo que han aparecido en museos y galerías de todo el mundo. Estas exposiciones, que contienen piezas de toda su carrera de veinticinco años, se desarrollan dentro de un envoltorio conceptual proporcionado por imágenes gráficas de tamaño de pared que Yang crea, frecuentemente (como en el Bass) en colaboración con el diseñador Heesun Seo. Los murales están a veces relacionados con las obras de arte y las fuentes visuales de Yang; en otros casos, reflejan su investigación sobre la historia y la cultura del lugar en que se celebra la exposición.

El poder unificador de estos gráficos murales permite a Yang yuxtaponer ejemplos salvajemente heterogéneos de su trabajo del pasado y del presente. Entre ellos se incluyen sus piezas de texto de fría concepción; los collages de forma geométrica Trustworthies; las esculturas realizadas con modestos objetos domésticos; los monumentales arreglos de persianas venecianas de estilo constructivista; las esculturas intermedias cuasi antropomórficas, creadas en gran parte con paja artificial tejida; y las esculturas cubiertas de campana, casi figurativas, que pueden rodar sobre ruedas. Cuando tiene éxito, como sucede en el Bass, este enfoque proporciona un contexto visual para sus obras de arte más recientes y crea una nueva perspectiva de sus piezas más antiguas o menos conocidas.

Las cortinas que se nos vinieron encima para dificultar nuestra visión más allá del rojo.

Pero por debajo siempre aparece esa incertidumbre, lo impensable, lo inexplicable que le da sentido a la obra y, a la vez, muestra el sinsentido del momento. Yang vio el futuro sin saber lo que estaba viendo. Y nos mostró, como siempre hace el arte, un adelanto de lo que estamos viendo y de lo que vamos a ver. Lo que estamos sintiendo.

Haegue Yang vive y trabaja entre Berlín y Seúl. Es profesora en la Staedelschule de Frankfurt am Main. Yang ha participado en importantes exposiciones internacionales, incluyendo la 21ª Bienal de Sydney (2018), La Bienal de Montreal (2016), la 12ª Bienal de Sharjah (2015), la 9ª Bienal de Taipei (2014), dOCUMENTA (2013) en Kassel (2012) y la 53ª Bienal de Venecia (2009) como representante de Corea del Sur.

Art&Lit

Querido Eichmann

Querido Eichmann

El jerarca nazi, uno de los máximos responsables del Holocausto, que vivió bajo falsa identidad en la Argentina, tuvo dos años oscuros en las provincias de Tucumán y Catamarca. La historia de esa etapa es la que nos cuenta este libro del que damos acá un adelanto en exclusiva.